Cruz del divino rostro - Taxco De Mis Amores

Cruz del divino rostro

EL ROSTRO DIVINO

Cada ser humano no sólo tiene un rostro sino es un rostro, creado a imagen y semejanza del Dios trinitario (tres rostros diferentes en la unicidad perfecta, tres personas distintas pero un solo Dios) va revelando su rostro interior...
¿Cómo revela ese rostro? Con sus palabras, obras, gestos, actitudes que descubren los sentimientos, los pensamientos y las intenciones más profundas del corazón. De manera sublime, las expresiones de compasión–simpatía que descubren la belleza de su interioridad.
La comunidad humana está integrada por rostros diversos cuyo sello fraterno evidencia la presencia del misterio de Dios en nosotros. Somos hijos del Creador-Abbá y Él nos ha diseñado en una misma humanidad. Una, pero enriquecida por sus múltiples distinciones. Una solo humanidad pero innumerables personas humanas.
Queremos mirar el rostro de Dios yendo a sus fuentes: la creación, la Sagrada Escritura, los sacramentos de la iglesia, el arte cristiano. Es Él quien nos ha mirado primero, queremos amarle porque Él ha tomado la iniciativa para amarnos.